sábado, 31 de octubre de 2009

Querida Annette:
 ¿Cómo decirte todo lo que me encanta de ti? Me encanta tu nariz enrojecida por el frío de otoño. Me encantan los hoyuelos que se te forman al reír, y la expresión de tu cara cuando estás concentrada en algo. Me encanta la forma de tocarte el pelo cuando estas nerviosa y tu sonrisa tierna después de un beso. Me encanta cuando tímidamente me dedicas palabras de amor con la mirada y el tono rojo que adquieren tus mofletes, contradiciendo a tu pálida piel cuando yo hago lo mismo. Y por supuesto, cómo olvidar la manera de morderte el labio cuando tienes ganas de chocolate y cómo olvidar las mañanas a tu lado, despertando en tu cama, junto a tu cara, porque tú, pequeña Annette, tú eres todo lo que necesito ver al despertarme cada mañana.

Siempre tuyo, Pierre.

3 comentarios:

  1. Qué dulces son los hombres que son capaces de decir eso.. y qué difícil encontrarlos.
    Me encanta la entrada.. *.*

    ResponderEliminar
  2. y que todo se quede en despertar juntitos :)
    preciosa la entrada! besitos (L)

    ResponderEliminar
  3. Estimada señorita:
    Es mi ilusión invitarla a que siga a lo largo de estas semanas, a través de mi humilde blog (www.molestoluegoexisto.blogspot.com), el ensayo que realizo acerca de la dulce obra escrita por el genial Saint Exupery; El Principito. Esta breve creación tiene mucho de profundo. Pero no se trata de una profundidad plomiza, suprametafísica o hiperintelectual, ¡para nada! Todo lo contrario, el mensaje del principito es sencillo, directo y preclaro.
    Mi objetivo es que juntos saquemos el máximo jugo a la brillante creación del francés… sin duda esta apasionante labor nos servirá para alegrar nuestros espíritus y crecer un poquito más.
    Un animoso saludo desde la isla de Gran Canaria.

    ResponderEliminar

déjame un recuerdo bonito.